El meu escriptori i tot el que l’envolta

Siguiendo la serie iniciada por Jeroen Sangers en el canasto y seguida por ThinkWasabi, OptimaInfinito y DuTuDu, hoy hago un repaso por la configuración de mi escritorio. Qué items, qué herramientas y qué distribución de trabajo utilizo. Una característica que va más allá de la imagen de fondo de pantalla y que deja entrever algunos detalles de mi forma de funciona. Espero que os resulte interesante y que podáis utilizar algo. Por cierto, no os asustéis pero soy un hombre Windows…

El escritorio

Utilizo un escritorio con una imagen de fondo oscura –para no cansar la vista– con algún motivo que destaque. En este momento un bonito icono de Windows. En cuanto a distribución de iconos, los divido en dos grupos según su frecuencia de uso. En la parte inferior derecha las de mayor uso, en la parte superior izquierda las de menor frecuencia. Pensando en la facilidad de uso y la rapidez, depende de las costumbres de cada uno.

Utilizo iconos grandes, me resulta mucho más agradable a la hora de trabajar. A diferencia de muchos de mis compañeros productivos no me gustan los escritorios demasiado vacíos.

Sin pulsar

Para poder prescindir casi totalmente del ratón y no despegar las manos del teclado e instalado launchy. Un lanzador de aplicaciones que me permite no perder tiempo abriendo el menú a través del botón Inicio y seleccionar la aplicación deseada. Con la combinación de teclas Alt + Espacio abrimos una cajita que nos permite escribir el nombre de la aplicación… y ya está. Combinado con un trabajo previo configurando su apartado de palabras clave para abrir aplicaciones, ejecutables no presentes en el menú o webs de uso general, mi actividad computacional ha pasado a ser mucho más dinámica.

Inbox, OutBox

Son dos carpetas clave que puedes encontrar en mi escritorio y que sirven para controlar la entrada/salida de archivos del sistema.

Inbox. Para todos aquellos elementos entrantes, archivos adjuntos al mail, post que escribo, imágenes editadas y todo lo que acabaremos guardando dentro de nuestro sistema. A menudo todo lo que entra aquí hace hacia Evernote y para automatizarlo he creado una subcarpeta con el nombre OnEvernote que está enlazada con la aplicación. Cada vez que dejo un archivo, Evernote lo deja en el notebook por defecto eliminándolo de la carpeta.

Outbox. Los archivos que salen del sistema principalmente impresiones, material para subir a la red, o enviar por email. Distingo el flujo de archivos en dos carpetas diferentes para evitar confusiones. Me resulta mucho más eficiente a la hora de vaciar/limpiar las carpetas, ya que desaparece la desazón de no saber si tienes que guardar algo. En caso de duda elimino lo que hay en el Outbox y Guardo el del inbox : )

El resto de carpetas del sistema son fácilmente accesibles desde Launchy. Creo una palabra reservada y la asigno a una carpeta, al teclear, el editor de launchy me abre la pantalla sin la tediosa navegación. Por ejemplo, Download abre la carpeta de descargas que todos tenemos dentro de Mis documentos 

Dos pantallas y un soporte

Trabajo con un portátil, presuntamente para una mayor movilidad, que deposito sobre un soporte cuando trabajo en mi despacho. El soporte me permite disfrutar de una posición más ergonómica, e igualar la altura de la pantalla del portátil con mi línea de visión. Salud postural ante todo. Cuando trabajo desde el despacho cuento con una pantalla auxiliar que me asiste a la hora de interactuar en dos entornos, por ejemplo escribir y documentarme, o desarrollar y ver el resultado o consultar la librería de ayuda.

Un sistema de dos pantallas puede ser una gran ayuda productiva, pero cuando tengo que focalizar trabajo sólo opero con una, procurando utilizar un entorno lo más minimizado posible.

Para acabar

Como sabéis soy usuario de Evernote, podríamos decir que es mi killer App, pero más allá de las aplicaciones que utilizo (tema para otro post) me gustaría destacar las que creó para hacer más sencillas mis tareas. En concreto una aplicación ‘casera’ que me ayuda a editar los textos para publicar en el blog. Hasta el momento he conseguido que me formatee los vínculos más habituales, pero la intención es que se acabe ocupando de la traducción y formateado completo de los textos. Paciencia que todo llegará.

La otra línea de trabajo se automatizar las tareas con Evernote gracias a su API. Todavía estoy trabajando en ello, pero cuando tenga algo concreto hablaremos.

Si me quieres dar algún consejo o compartir conmigo alguna aplicación que te sea especialmente útil puedes dejar tu comentario, o enviármelo vía twitter @davidtorne para compartirlo con mis followers.