Personal branding: Nosotros como marca en la red

Imagen vía davidtorne.com  bajo licencia Creative commons

En las próximas líneas quisiera hablar de los primeros pasos que podemos seguir para crear nuestra marca personal. Nosotros, nuestro nombre, como identificador de una serie de valores concretos. En la red todo el mundo quiere vender algo, aunque no vender unos servicios o productos con una finalidad comercial concreta, podemos vender contenidos a través de un blog, material multimedia o exponer nuestro perfil profesional para buscar nuevas oportunidades profesionales. A continuación tenéis cinco simples acciones que podemos llevar a cabo de una forma prácticamente gratuita para posicionarnos en la red como algo más que un nombre.

PASO 1. Creamos una presencia en las redes sociales. Empezando por las redes sociales profesionales como Xing o LinkedIn. En una segunda fase extenderemos a redes sociales de uso general como Facebook. Lo más importante es afianzarnos en la red consiguiendo unos  contactos que nos aporte un valor añadido en nuestra actividad profesional. Para dar relieve a nuestro perfil, más allá del típico currículo relleno de titulaciones y experiencia laboral, aportaremos información sobre nuestros objetivos e intereses. Por ejemplo, si hemos trabajado en una organización como voluntarios lo podemos añadir, dando una faceta más cercana de nuestra persona. Vamos más allá de una enumeración de todos los temas que nos interesan:

Programación web, redes sociales, 2.0, bloging, WordPress, Joomla socialmedia etc …

Reduciendo el número a 4 o 5 y expresamos esto con una frase que transmita algo más:

Diseño y programación de aplicaciones web. Desarrollo, gestión y administración de contenido bajo CMS (WordPress, Joomla). Conocimiento sobre el mundo de la comunicación en el entorno 2.0

Una vez finalizado el marco de nuestro perfil, el siguiente paso es buscar recomendaciones de personas con algún vínculo profesional, con las que hayamos interactuado. Es otra vía para ganar credibilidad y mostrar nuestro bagaje.

PASO 2. Crear contenido con la intención de presentar nuestra valía, para demostrar que sabemos de lo que hablamos. En mi caso abrí el blog para hablar de temas relacionados con el mundo profesional y la productividad. Un blog puede ser otra forma de obtener seguidores y darnos a conocer. En el caso de la productividad, alguno de los blogs más conocidos han servido para promocionar sus autores y llevarlos a abrir un servicio de consultoría sobre el tema, podemos coger como ejemplo Berto Pena con ThinkWasabi o Jeroen Sangers con el canasto.  Si somos serios al publicar un contenido trabajado y elegante, nos ganaremos una audiencia.  Si, además, somos capaces de gestionar adecuadamente los comentarios, contestar a las preguntas que nos planteen ganaremos en prestigio.

PASO 3. Creamos nuestra marca en la red. Compramos nuestro nombre en forma de dominio en Internet, o escogemos un nombre con gancho para desarrollar nuestra actividad. En el primer caso podemos construir un sitio personal donde publicaremos información de uso profesional y utilizarlo para alojar nuestro blog, o si somos profesionales autónomos nuestra web comercial.  En el segundo caso, se utilizan de forma similar para alojar un blog o cualquier tipo de contenido atractivo que queramos vender o promocionar. En mi caso publico mi blog bajo mi nombre, aún no he emprendido una actividad propia, su finalidad es la de posicionar mi nombre en la red.

PASO 4. Dejamos nuestra firma personal en todo lo que hacemos. Desde enviar un correo hasta la hora de gestionar el trabajo, o implementar cualquier tarea. Algo tan insignificante como incluir un pie con nuestra firma en los correos, o documentos que creamos, donde incluyamos Nombre, función profesional, nuestra URL, y sin dejar nuestra vcard demasiado cargada, los vínculos a las redes profesionales. Puede parecer irrelevante pero con un correo estamos difundiendo una gran cantidad de información. Estamos presentándonos y dando acceso a que el receptor pueda consultar toda la información necesaria para saber quiénes somos. Cada pequeño detalle cuenta.

PASO 5. Participamos en el que nos interesa. Las redes sociales profesionales ofrecen la posibilidad de formar parte de grupos que desarrollan intereses comunes de los miembros. Con esta herramienta y estando alerta de todas las actividades que se organizan en nuestro entorno, podemos dar otro paso para darnos a conocer. La intervención en actividades – virtuales o presenciales-aumenta nuestra visibilidad frente a gente con intereses comunes, ideal para hacer contactos y para intercambiar ideas. Entraremos en la agenda de otros con inquietudes similares, habremos dado el primer paso para generar una potencial oportunidad profesional.

En las próximos posts desarrollaré cada uno de los puntos expuestos, convirtiéndolo serie sobre personal branding y networking.