Creatividad, innovación, desarrollo


Imagen via Sebastiaan ter Burg bajo licencia Creative Commons

Saber canalizar la creatividad puede convertirse en una vía de crecimiento individual y social. Conseguir convertir la creatividad en innovación, y esta innovación en nuevos productos y servicios, y por tanto en riqueza económica. Este es el mantra que se repite con insistencia cuando se habla del cambio de modelo productivo por el que debe pasar el país para salir del bache en el que se encuentra.

Para llegar al paradigma creatividad – innovación – desarrollo tenemos que tocar uno de los fundamentos del sistema, la educación, y no me refiero sólo a orientar los programas educativos a producir profesionales capacitados en investigación, y emprendedores que materialicen las ideas en un proyecto real, se trata de encontrar la forma de aprovechar, no sólo la inteligencia académica, también otros tipos de inteligencias menos reconocidos – la artística por ejemplo – incentivando que aquellos que no encajan dentro del patrón del sistema, donde se prima la asimilación de contenidos, no queden descolgados y se pueda aprovechar su potencial convirtiéndolo en algo productivo.
Los siguientes vídeos son un resumen de las opiniones de Ken Robinson, especialista en el desarrollo de los recursos humanos, remarcando el tema del aprovechamiento de la creatividad, y cómo el sistema educativo necesita una reforma para no desaprovechar el talento de cara al futuro. La idea del post ha surgido a raíz de leer un post en el blog pjorge.com.

Changing education paradigms:

Entrevista a Q TV: