Sobre el entorno de trabajo

Me paso todo el día delante de la pantalla implementando, revisando y debugado código. Ahora mismo estoy dedicado a labores estimulantes con las que disfruto de mi trabajo, pero también he pasado por etapas que me han hecho probar su cara más amarga. En el siguiente post quería ofrecer unos comentarios sobre los requisitos que debería reunir nuestro set de trabajo. Puede parecer absurdo, pero el acondicionamiento del lugar donde pasamos una parte importante del día es esencial a la hora de contribuir a aumentar el atractivo de nuestra labor.

1.       Seguir siempre unas normas para evitar riesgos laborales. No trabajamos con explosivos, ni colgados de un andamio, pero hay unas normas básicas de posturación y de posición que debemos seguir. Mantener nuestro monitor a unos 40 cms de distancia, trabajar en una postura donde la espalda esté apoyada en un ángulo recto y las piernas no estén colgando, hacer pequeñas pausa cada dos horas … Personalmente creía que se trataba de medidas de menor incidencia, pequeños detalles. Poco a poco me he ido dando cuenta de que los pequeños detalles suman y en el caso del desgaste físico puede acabar con secuelas y daños crónicos.

2.       Contar con un equipo que proporcione calidad de trabajo. Hablamos de los recursos necesarios para realizar nuestras tareas de una forma ágil. No es lo mismo dedicarse al diseño web, la programación de gestión o trabajo multimedia. El equipo debe ser parte de la solución, no del problema. Algunas veces me ha tocado trabajar con auténticas cafeteras. Ralentizan el ritmo si se ha de operar con un número reducido de programas cargados al mismo tiempo. Al aumentar el tiempo destinado a la tarea aumenta el estrés. Un equipo deficiente puede ayudar a potenciar el malestar.

3.       Un entorno agradable, limpio y ordenado. No quiero decir que estemos acostumbrados a trabajar en medio de una pocilga, casi todos cumplimos unas normas higiénicas mínimas. Más bien me refiero a contar con un entorno sin elementos innecesarios. A mí, se me acostumbran a acumular una gran cantidad de papeles y utensilios alrededor del ordenador, el popular sistema de archivo por sedimentación. Toneladas métricas de objetos inútiles aparcados en cualquier lugar porque no saber dónde colocar-los o a quien endosar los mismos. Un entorno sin elementos innecesarios es un entorno con menos distracciones y problemas potenciales.

4.       En relación con los puntos anteriores es recomendable contar con todos aquellos elementos que nos facilitan la vida y convierten nuestro set de trabajo en un lugar más agradable. Pequeños detalles como una buena silla de oficina que permita mantener una postura natural – sin tensionar espalda y cuello – un conjunto de herramientas que nos permitan organizar un sistema de archivos, para encontrar todo lo que se necesita sin perder el tiempo buscando y evitar crear situaciones de nervios propias de cuando no se encuentra algo, o pequeños detalles en el equipo como contar con dos pantallas para aumentar la productividad y dar la sensación de estar ante un equipo para un profesional.

El programador es un ser que nace, implementa, depura, corrige… y en este proceso se va deteriorando hasta acabar en un frenopático. Es importante pulir detalles como los comentados para no convertir el entorno de trabajo en un factor de fricción.