Facebook: La red social

El siguiente post es el comentario del libro Multimillonarios por accidente – El nacimiento de Facebook, sobre el cual se basa la película La red social.

Hace unas semanas vi la película la red social, la versión cinematográfica sobre la creación de Facebook. Realizar un filme sobre una empresa de Internet me parecía algo arriesgado, “Acabará siendo una parodia, con los tópicos de siempre sobre el mundo de la computación” si os dedicais a este mundo ya sabéis de que hablo, y si no sólo hace falta que penséis en las películas – de serie B– que se han hecho sobre el tema. Entré con escepticismo en la sala y salí gratamente sorprendido. Un relato sobre la creación de una start-up que se acabaría convirtiendo en uno de las grandes tótems de la red. Días después, visitando una librería del centro de Lleida, encontré el libro de Ben Mezrich en la que se basa el libro.

Película y el libro no son muy diferentes. El libro es una versión más detallada de lo que se ve en la pantalla. En ambos casos la línea principal de la historia es la creación de Facebook, desde los dormitorios de Harvard, hasta la llegada a California, pasando por la incorporación al proyecto de Sean Parker (fundador – creador de Napster) y el distanciamiento – y posterior expulsión – de Eduardo Saverin (cofundador). La película, pero, da un mayor protagonismo a los procesos judiciales contra Mark Zuckerberg, utilizándolos como hilo conductor de la historia. A través de estos, se nos presentan los principales conflictos a los que tiene que hacer frente en Mark. A base de flashbacks, nutre la historia de la información pasada necesaria para entender lo que pasa en la actualidad, y porque la compañía se ha convertido en lo que es hoy en día. Para no extenderme en exceso explicando el detalle argumental aquí os dejo los puntos que más me han sorprendido del libro, el film y la historia en sí.

A destacar de la historia:

Cómo nace Facebook. Es Facebook fruto de un plagio? Durante el relato queda claro que no, como también deja entrever que es muy posible que la idea original derivase de una página en desarrollo llamada Harvard Connect, en la que Zuckerberg se implica en su diseño y posteriormente abandona.

El retrato de Mark Zuckerberg. Una persona asocial con muchos problemas para relacionarse y empatizar con los demás. Hasta aquí puede parecer normal. Una persona con talento que dedica todo su tiempo a la computación bajo el riesgo de sacrificar su vida social. El retrato va más allá, presenta al personaje central de la historia como una persona fría, para él que no representa ningún drama prescindir de sus compañeros para sacar adelante su proyecto vital.

La creación del proyecto. Destaca el repaso de las diferentes etapas de la empresa, desde la creación en un dormitorio de una Universidad, su crecimiento e incorporación de nuevos miembros al equipo, la búsqueda de recursos económicos, la refundación como Start-up, la entrada de Capital de riesgo … Muy descriptivo el camino a recorrer por una empresa de éxito en el mundo de las TI.

El atractivo de Facebook. Os habéis fijado como engancha Facebook? Libro y película dejan entrever los detalles de cómo un servicio web convencional se convierte en algo viral: Aplicar la exclusividad (te tienen que invitar para entrar en la red de amigos de un usuario), el hecho de poder entrar en la vida privada de nuestros compañeros y amigos, el hecho de mostrar sutilmente detalles de tu intimidad (si estás en una relación, o qué tipo de contactos buscas), marca la diferencia con servicios ya existentes.

A destacar del libro:

Profundiza más en la historia que la película. Ofrece un detalle y una precisión que una película no podrá ofrecer nunca a la hora de relatar. Se trata de una obra muy recomendable para lectores jóvenes que les atrae el mundo de Internet y que no estén habituados a la lectura. Su estructura interna, con capítulos de pocas páginas, permite que el lector pueda acabar cada bloque dedicando momentos no demasiado extensos a la lectura.

A destacar de la película:


La descripción de los personajes es mucho más intensa. La incapacidad de socializar de Zuckerberg, o la paranoia de Parker quedan mejor retratadas en imagen que sobre la página escrita. Una película muy descriptiva, fiel al libro y bien guionada, la convierte en un film entretenido no sólo para aquellos que nos atrae este mundo, también para el público en general.

Si me obligan a escoger entre la película y el libro, probablemente me quedaría con la película. Una gran relato interpretado por actores que despliegan su talento convirtiéndolo en una historia creíble. Pero insistiendo que el libro es un buen reclamo para atraer a la lectura a no practicantes.