El factor acústico

El entorno de trabajo es una dimensión esencial de nuestra capacidad productiva. Para todos aquellos que trabajamos en una oficina, solos o con otros compañeros, nuestro entorno se puede convertir en algo que juegue en nuestra contra. El sonido ambiente es uno de los factores más relevantes de esta área. Hacer un uso correcto y ser consciente de lo que representa a la hora de trabajar puede convertirse en algo más que nos empuje, que facilite lo que estamos haciendo en ese momento. El post recoge una serie de consideraciones para tener presente este factor y saber aprovecharlo.

Imagen vía Peter bajo licencia Creative Commons

Busquemos un ambiente acústico idóneo, huyendo de la estridencia. La música a un volumen demasiado alto, o el ruido que generan las conversaciones de nuestros compañeros de trabajo, influyen en nuestro rendimiento y bienestar. Trabajar todo el día en un ambiente cargado por un nivel acústico demasiado elevado consume nuestra energía – fuerza de trabajo y capacidad de concentración – más rápido que en condiciones de recogimiento.

Tenemos que saber trabajar en silencio. Hay momentos que necesitamos la máxima concentración, es importante eliminar del entorno cualquier factor que pueda jugar en contra nuestra. Por ejemplo apagar la radio mientras estamos revisando un desfase en los importes de nuestra declaración de la renta evitará que nos cargamos en exceso. En momentos de tensión, silencio y focalización.

La música puede ser un recurso para romper la monotonía de tareas repetitivas y suavizar los momentos en que nos toca hacer labores menos agradecidas. El efecto es el contrario, una vía para evitar obsesionarnos en lo que hacemos, o para evitar caer en el tedio a las primeras de cambio.

Cuando trabajamos individualmente, o si podemos recurrir a un reproductor MP3 en el trabajo, debemos utilizar la música que mejor nos funcione para cada tarea. Según la tensión y la focalización que requieran elegiremos una más acelerada o más melódica… No olvides que el proceso también incluye encontrar el volumen adecuado para cada tipo de tonada.

Una vez localizada la música que nos funciona, creemos nuestras playlist. Listas de canciones adecuadas para ser utilizadas por momentos de trabajo, o para relajarnos y desconectar una vez hayamos terminado. Así evitaremos perder tiempo seleccionando las canciones cada vez que aplicamos este sistema. Con perlas como Spotify y iTunes, ahora es más fácil que nunca.

Trabajar para mantener el respeto hacia los compañeros y viceversa. Es un tema recurrente que va apareciendo cuando tocamos diferentes aspectos de la productividad que implican al grupo. Si trabajamos en una oficina es probable que haya disparidad de criterios a la hora de seleccionar la música o la emisora ​​de radio que se escucha. Otro problema es el volumen, la sensibilidad de cada individuo es diferente. El factor acústico puede ser un punto que cree discordia, mantengámonos en guardia.

Si quieres escuchar música decanta-te por canciones, listas de reproducción o música grabada en general. La radio puede resultar menos monótona, pero por este mismo hecho puede engancharnos en un momento determinado. Una entrevista, un programa de humor o algo inesperado pueden interrumpir tu ritmo de trabajo.

Evitar los clips musicales. Si quieres trabajar, aunque no requiera focalizar de forma intensiva, evita Youtube o similares. A pesar de tener el explorador en segundo plano la tentación es inmensa, acabaras cayendo, y una vez delante de la imagen en movimiento perderás la concentración y la noción del tiempo. Ay señor, cuántas tardes perdidas…

Hoy en lugar de pediros un comentario explicando vuestra experiencia, me gustaría que dejarais qué tipo de música, qué grupo o solista, utilizáis para trabajar mejor o para desconectar. Estaría bien poder componer una playlist con todo lo que incluyáis en vuestros comentarios.

Sigamos hablando sobre productividad personal desde el 2.0: En twitter @davidtorne, o Google +.
Puedes hacerme llegar tus dudas sobre GTD, Evernote o cualquier tema relacionado con la productividad personal a través de Cuestióname



Ayúdame a difundir el contenido del blog. Clica en el icono y dame tu voto en Bitacoras votar

Del blog a tu email

(*) Selecciona el contenido que quieres recibir:
  • Todo lo publicado
  • Artículos del blog: Solo los post
  • Newsletter: Contenido exclusivo distribuido una vez al mes.
Cambia tu configuración a través del enlace Modifica tus preferencias en los mails recibidos.