Hightrack, productividad al alcance de todos

El equipo de HighTrack me invitó hace unas semanas a probar su. Su eslogan, Productividad con alma, deja entrever que puede ir un poco más lejos que una simple aplicación de gestión de tareas con multitud de funcionalidades No es de extrañar, ya que parte de esta alma es la de Berto Pena (autor del blog sobre productividad Thinkwasabi), algo que genera confianza y expectación. Trasladar su idea de productividad a una herramienta accesible para todos, a fin de obtener control y resultados. De aquí sólo puede salir algo positivo.

Lo que verás a continuación es un review general de las funcionalidades de la aplicación web, te cuento el concepto de ‘track’ y te harás una idea de ‘pinta’ que tiene la herramienta.

El proyecto está en una fase inicial y todavía no ha desplegado toda su funcionalidad, las aplicaciones móviles están a punto de salir del horno (para el iPhone es inminente y para Android durante este verano), y tampoco están a disposición del usuario todos los ‘tracks’ de la aplicación, pero lo visto hasta el momento es brillante.

La palabra ‘Track’ se importa de las aplicaciones de audio donde cada Track representa una canción. En palabras de sus creadores quieren crear una playlist para gestionar nuestra actividad.

Cada Track nos muestra la actividad de una forma diferente, destacando un aspecto específico de la misma. En un principio se dispondrá de las siguientes pistas:

  • Actividad a realizar hoy. En forma de panel, con todas las anotaciones y eventos que tienes por delante durante el día.
  • A realizar en los próximos días. Un timeline por el que nos desplazamos, viendo las tareas y eventos a realizar en una secuencia de los días venideros.
  • La semana anterior. No disponible todavía. ¿Una visión a últimos 7 días para ayudarnos a hacer la revisión semanal?
  • Actividades en las que focalizar. No disponible todavía.  ¿Una forma de focalizar en los objetivos más importantes?

Como característica principal destacaría el aspecto funcional de la aplicación. Parece que todo esté al alcance de la mano del usuario, como si se quisiera acceder a las funcionalidades más importantes con un máximo de dos clics de ratón. La existencia de atajos de teclado nos da acceso directo a las funcionalidades principales, pero más allá de este recurso de uso general en cualquier aplicación, incorpora un mini-panel selector con las acciones más frecuentes a la hora de administrar una tarea:

Establecer la fecha de vencimiento para hoy, pasarla a mañana, editar las propiedades de la tarea, o eliminarla

El panel donde organizamos nuestras tareas en listas me recuerda a Wunderlist por estética y por cómo nos permite crear una estructura personalizada de listas. Tantas como creamos convenientes para administrar nuestra actividad y poner en orden nuestros proyectos.

Podemos crear las tareas por la vía rápida con la combinación de teclas (2 clics en la tecla enter): Cada una puede ser clasificada por tags, donde definir el tipo y el contexto donde se pueden realizar. Destacar campos específicos para definir nivel de energía y el tiempo a realizar, dos criterios importantes para filtrar la actividad pendiente y que junto con el sistema de tags nos acerca a la filosofía GTD. Al entrar en una de las listas se cargarán los tags existentes en las notas en la barra de la parte superior del entorno, permitiéndonos filtrar con un clic.

Disponemos de dos campos para establecer una fecha de inicio + fecha de vencimiento de la actividad. El entorno saca de nuestro campo de visión aquellas con una fecha de inicio superior al actual, y destaca aquellas ya vencidas. Las tareas pueden ser convertidas en periódicas aplicando un patrón de repetición.

El calendario es un entorno en sí mismo. Nos será familiar si me trabajado con Google Calendar, o equivalentes. Podemos ubicar nuestros compromisos trabajando directamente en la interfaz gráfica una vez ya creada a través de la edición de propiedades para configurar el evento con más detalle. En la última actualización se integra con el calendario de Google, sincronizando la información y distinguiendo los diferentes calendarios que hemos definido.

En cuanto el precio, de momento la aplicación es gratuita y lo seguirá siendo hasta el final de la fase beta cuando se incorporará un servicio premium con funcionalidades extras para los usuarios de pago. No tenemos que temer por futuras restricciones de acceso a algún apartado, o por no poder desplegar todo el potencial que hemos tenido oportunidad de probar.

Una nota personal

El uso de Hightrack consigue generar una sensación de fascinación y abstracción similar a la que sentía cuando leía los primeros post o veía aquellos screencast en thinkwasabi, pero contraponiéndolo con mi actual sistema de trabajo para organizar mi flow, me sigue atrayendo más Facilethings. No soy un integrista GTD pero sigue ajustándose mejor a mi forma de trabajar. La simplicidad y la sencillez son un factor determinante. Por otra parte el hecho de tener interiorizado completamente GTD, convirtiendo sus prácticas en hábitos hacen que la actual app sea la mejor forma de canalizar mi actividad.