Cerrando un objetivo, preparando una nueva meta

Metas y objetivos con un poco de GTD

Hace unas semanas completé uno de mis objetivos a 24 meses , yo diría que el primero desde la implantación de GTD . El primer planificado y ejecutado dentro del marco de la metodología, es eso lo que lo convierte en todo un hito .

Se ha vuelto a abrir el periodo para preparar un nuevo plan de trabajo a 12-24 meses , y es el proceso para escoger un nuevo objetivo para completar una visión de futuro a medio -largo plazo, sobre lo que quiero hablar hoy.

Una vez cumplido un objetivo es un buen momento para hacer un repaso de tus áreas de responsabilidad, algo habrá cambiado. Hay una parte importante de tu actividad que desaparece y se modifican tus intereses . Revisas tus responsabilidades , das un vistazo a la próxima actividad que te toca y piensas si aquí puede salir un objetivo a 1 o 2 años vista. No te dejes engañar.

Gana perspectiva

La perspectiva de futuro se despliega de arriba hacia abajo. El hecho de no tener una visión de futuro definida provoca cierto grado de improvisación , coges algo de tu actividad diaria – áreas de responsabilidad – e intentas convertirlo en un objetivo . Intentas crear el futuro en base a lo que haces hoy , no en tus convicciones y propósito .

Definir tu perspectiva a 12.000 metros es difícil . Está estrechamente vinculada a tus valores y propósito , por lo tanto si tampoco te has parado a pensar en el propósito último de tu vida tendrás un trabajo añadido . No hay que ponerse trascendental , sólo definir que te mueve:

” Influir positivamente en la gente . Vivir sin miedo y sin condicionantes que limiten mi libertad. Crear unos círculos sociales en los que apoyarme y sentirme realizado haciendo mi trabajo . “

A pesar de la brevedad no es cosa de una tarde. Debes reflexionar detenidamente discerniendo lo que es importante para ti, separando el grano de la paja . Deberías ser capaz una idea rectora en unas 5 líneas. A partir de aquí puedes crear la ilustración que supone un futuro visto a 5 años, o más allá . Puedes pensar que es posible anticipar hacerlo pero te engañas , un pequeño cambio puede condicionar todo. En la época que vivimos no sabemos dónde estaremos dentro de tres meses , menos en cinco años .

Piensa en tu propósito , en tus valores , en quien eres y en quien te quieres convertir. La experiencia cuenta , pero es la ilusión por mejorar lo que empuja.

Reflexiona y organiza

Para concretarlo, debemos dar los pasos necesarios para elegir el más adecuado y crear el espacio suficiente en nuestra rutina para empezar a trabajar. Reflexión y organización . La siguiente lista no debe ser algo literal, sólo unas pautas orientativas para ponerte en marcha:

  1. No te dejes abrumar. Si has finalizado un objetivo y quieres iniciar un nuevo reto, tómate un tiempo para pensar detenidamente  y saborear el éxito de la meta alcanzada.
  2. Si no has definido los niveles más altos de tu sistema de perspectiva ahora es el momento . Céntrate en poner por escrito tu propósito , valores , y define una visión a 5 años vista o más allá . Es algo suficientemente importante para reservarte unas cuantas semanas dedicándote en exclusiva sin iniciar nada de envergadura .
  3. Elige cada aspecto del relato de tu visión de futuro . Personal , profesional .. y preguntado que tienes que conseguir o que tienes que hacer que suceda para hacerlo realidad . Redactalo pero deberás terminar sintetizandolo en una serie de objetivos SMART ( medible , específico , alcanzables y con una fecha límite con el tiempo ) .
  4. Escoge el siguiente objetivo de la secuencia y fíjate una fecha aproximada , pero con la intención de cumplirla, después si es necesario ya se renegociará.
  5. Haz una revisión de tus áreas de responsabilidad . Ha cambiado tu actividad y es posible que también lo haga donde debas centrar tu foco .
  6. Pon en orden tu plan de trabajo para las siguientes semanas . Una revisión mensual de proyectos para limpiar las listas y decidir qué es lo imprescindible para crear el espacio necesario para la reflexión o el descanso .

No fijar tus objetivos en función de los niveles perspectiva superiores, hace que no definas y focalices tu actividad correctamente . Te acabas convirtiendo en aquel equipo de la liga que juega muy bonito pero no marca, y falla en los momentos decisivos , día a día dejas muy buenas sensaciones pero nada más. En la liga de la eficiencia eres un equipo de segunda fila .

Planifica y ponte metas desde los niveles más altos de tu perspectiva . Es la única forma de no dejarte arrastrar por los condicionantes del presente.

Imagen vía Maradentro_ bajo licencia Creative Commons

  • Gonzalo Castro M

    Gracias por tu artículo. Se nos olvida ver todo desde una perspectiva superior y que ésta gobierne el día a día en nuestras acciones. No se puede avanzar, sino se tiene puesto los ojos en la meta… sino cualquier camino sirve.

    Un abrazo

  • Arturo Martín

    Hola David,

    Me encanta tu blog, pero deberías cuidar un poco la redacción o traducción que hagas de los artículos. Frases como:

    “Redacta ello , extender té, pero deberás terminar sintetizando en ….”

    son difíciles de entender.

    Por lo demás, como te digo, me encanta leerte y me motiva mucho.

  • Beatriz

    Me ha gustado tu articulo David. Claro, sencillo y directo. Creo que es importante, al menos a mi ayuda, diferenciar objetivo, meta y propósito o intención. Los objetivos deben estar alineados con las metas y el propósito de tu vida. Todos lo tenemos, aunque conectar con él para muchos sea un camino. A en mi caso así ha sido al menos. Gracias por tu magnifico blog :-)