Evernote. Alternativas a la nota manuscrita

Desde la irrupción de servicios y dispositivos que nos ayudan a recopilar información desde diversas fuentes, sea la red, otro software o generada por uno mismo, uno de los problemas a resolver es la eliminación de fricciones en el proceso de captura y de los pasos intermedios para ser utilizada sin aplicar transformación alguna.

Buscamos la digitalización como camino de eficiencia y mejora de la productividad, pero en el proceso todavía hay un punto débil, la escritura manuscrita. Intentamos eliminar la interfaz analógica para no reintroducir lo que ya se ha escrito en una versión digital. En el post comento el abanico de propuestas ofrecido por el universo Evernote y mi forma de captura.

Hay que encontrar una forma funcional para introducir información, lo más cercano a escribir a mano en la forma y el resultado obtenido. Debido a la dificultad de obtener una experiencia similar las alternativas intentan suplir las carencias añadiendo valor a través de procesos de clasificación, o ayudándose de dispositivos para conseguir un mayor grado de integración:

  • Teclado. Puede ser útil ante el ordenador, de hecho en este caso es un entorno mucho más natural y práctico que anotar en un papel, pero a través de un dispositivo móvil si tenemos que describir un concepto complejo el hecho de utilizar un miniteclado – aunque sea con un sistema como Swype – nos puede llevar a la locura.
  • Notas de voz. Pueden servir como recordatorio, o en entornos donde no resulta práctico escribir (conduciendo), pero si las queremos para integrarlas como parte del material de un proyecto las tendremos que transcribir. Los servicios de transcripción de voz a texto no son lo suficientemente acurados.
  • Imagen. Capturar una imagen de un texto escrito tiene el mismo problema que el punto anterior, pero en este caso nos puede servir para capturar un concepto visual sin tener que describirlo con palabras.
  • Imagen y clasificadores. Una forma de enriquecer el punto anterior es proporcionar una vía para auto-clasificar la información. Evernote proporciona varias vías a través de recursos como el Moleskine notebook o Evernote Post-It, redactamos una nota a través de papel y la capturamos con una foto. El color del Post-It o de una pegatina distribuida junto con el cuaderno indican el tag a asociar a la nota.
  • Escritura digital. En las últimas ultimas actualizaciones de su App para dispositivos móviles Evernote ha incluido la redacción de notas a través del trazo. Permite escribir con un puntero o con el dedo, ganando dinamismo respecto al teclado.
  • Imagen y OCR. Analizar una imagen a la búsqueda de texto convirtiéndolo en información articulable sobre la que se puedan realizar búsquedas o sea integrable en tus proyectos.
  • Reproducir la escritura física. Continuar con la escritura con papel y bolígrafo de toda la vida añadiendo un sistema para registrar el redactado a través de la captura del movimiento, sistemas como Lifescribe. El sistema incluye bolígrafo y un bloc de notas para mejorar la precisión de captura, el hecho de depender de un soporte papel propio para sacar todo el potencial del instrumento es una limitación importante.
  • Bolígrafo digital. Más que una vía es un complemento para la edición de contenido es un complemento. Escribir sobre la pantalla de tu tablet con un puntero blando o con algo más sofisticado como una pluma digital que permita configurar propiedades para la escritura como el trazo o el color.

Todos ellos aportan algo, sustituyen la naturalidad del papel y lápiz a través de la imitación y añadiendo valor por vías alternativas.

A día de hoy sigue sin existir algo tan intuitivo como un bloc de notas y un bolígrafo, lo llevo repitiendo hasta la extenuación, pero servicios como Evernote se empeñan en demostrar que su sustitución es posible. Soy un romántico y sigo pensando que el movimiento del boli sobre el papel ayuda a liberar la creatividad y canalizar la inspiración, siendo la forma más sencilla de recopilar por su naturalidad.

De todas formas he empezado a utilizar de forma activa el nuevo sistema para crear notas manuscritas de Evernote. Para introducir anotaciones tipo recordatorio, o detalle a tener en cuenta, es suficiente. La superficie de una pantalla de smartphone no da para mucho pero gracias a las pestañas para añadir área de escritura vale para salir del paso. En cuanto a los usuarios de tablet y puntero puede dar lugar a algo más interesante y profundo: notas, esquemas, mapas mentales, gráficos o croquis algo más complejos, combinado con Skitch o Penultimate (para ipad) puede comenzar a relegar las herramientas analógicas .

En mi caso una parte del problema es que no soy un nativo digital, yo aprendí caligrafía, toda mi formación se realizó sobre papel… seguro que la legión que viene detrás ya no percibirá estas situaciones como un problema, no es una cuestión de medio tecnológico sino de cambio del marco mental: la inmersión tecnológica ya no es tal, es parte de su vida.

PD: Me gustaría conocer vuestras experiencias en la captura de anotaciones, en Evernote o a través de otros medios. Déjame tu comentario.

Imagen vía Evernote bajo licencia Creative Commons

  • Sansa

    En primer lugar cometar que hay programas mucho mejores que Evernote para toma de notas manuscritas como OneNote.

    Su uso con dispositivos con lápiz activo es una experiencia excepcional como algunas tabletas y ordenadores Windows.

    También están los dispositivos de la serie Note de Samsung.

    Yo utilizo bien mi Galaxy Note 3 o mi PC convertible Lenovo ThinkPad X230.

    Si me interesa mantener la nota manuscrita aunque después la quiera procesar, uso OneNote.

    Si da igual ir directamente a texto de imprenta, uso OneNote o Evernote escribiendo con el lápiz en el panel de entrada de texto manuscrito con lo que obtengo directamente texto de imprenta (como estoy haciendo al escribir este comentario) aunque veces tomo las notas con el lápiz destruido
    el lápiz deslizando sobre el teclado Swype o Swiftkey. Si es en una reunión evito teclear porque me parece
    evito teclear porque me parece
    más intrusivo.

    En Evernote evito tomar notas manuscritas salvo que no me importe el procesado posterior del texto, pues aunque Evernote permite buscar posteriormente sobre ese texto manuscrito, no me permite pasarlo a texto de imprenta, cosa que sí hace OneNote.

  • Gran comentario. Será cuestión de probar OneNote para notas manuscritas.

  • Augusto

    Llevo muchos años usando PDAs (conservo una Palm-Pilot), Smartphones, Tablets y todos los engendros que la tecnología ha puesto a nuestra disposición y no hay nada como un bloc de notas y un lápiz o bolígrafo. Por lo menos para los que nos gusta escribir.

  • Sansa

    David,

    Si no has trabajado con OneNote, te aconsejo que lo investigues un poco, porque lo de la toma de notas manuscritas es una característica interesante, pero el programa da mucho más.

    Puedes por ejemplo grabar audio o vídeo y las notas que tomsa mientras se graba, quedan después sincronizadas con esos momentos del audio o vídeo con lo que es una herramienta ideal para tomar notas en clase o en una conferencia.

    A nivel de organización y colaboración también es un programa extremadamente completo.

    En wintablet.info que es una web en la que colaboro, hablamos bastante de la escritura en tinta electrónica.

    La semana pasada precisamente grabamos un Hangout en directo hablando sobre Evernote Vs OneNote

  • Ivan Entusiasmado

    Yo soy un apasionado de los cuadernos. Pero odio tener hojas sueltas o cuadernos sin repasar rondando con la casa. El tema que tratas hoy me ha torturado por mucho tiempo. Mi solución es tener una tablet y un móvil galaxy note, con un punzón que me permite escribir casi ( y en el caso del note 4 sin el casi) como si fuera un papel físico.
    Para el caso de papeles que ya tenga, tengo un escáner en casa y otro en la oficina. Mientras siga habiendo tantos papeles de diversos orígenes, un buen escaner es una inversión extremadamente recomendable.