Cómo voy a mejorar mi productividad este año

¿Qué temas me interesan hoy en día sobre la productividad personal? ¿Qué trabajo para mejorar mis sistemas y hábitos? ¿De qué hablaré este año en el blog?

Te comento donde se sitúa mi interés en cuanto a productividad personal y marco la línea que seguirá el blog en los próximos meses.

No te preocupes, temas como GTD, hábitos o recursos no desaparecerán pero el peso del contenido se centrará en los siguientes temas:

Los principios de GTD más allá de GTD

Soy una persona cuadriculada que se siente cómodo trabajando con sistemas pautados y con un “que tienes que hacer” bien definido. Centrarme en lo que toca hacer, en el siguiente paso, me da seguridad.

Últimamente miro más allá para intentar responder como me ayuda el sistema, qué grandes cuestiones me ayuda a solucionar  incluso más allá de su propósito original.

Ya sabes, situaciones corrientes que convertimos en problemas debido a una mala gestión o una respuesta errónea: Tomar decisiones en caliente, planificar ignorando el propósito …

En cierto modo el sistema me ha dado respuesta y con ellas intento dar respuesta a otras preguntas ¿Cómo puedo aplicar los principios de GTD para mejor la vida de las personas? ¿Cómo puedo dar respuestas concretas a problemas concretos sin aplicar todo el sistema?

Eficacia más allá del sistema

Me he dado cuenta de que no he conseguido aplicar GTD a mi vida profesional. No encaja. Es excesivo para dar respuesta a mi autogestión en el rol de analista – programador.

Estoy intentando ir más allá, aplicar aspectos de SCRUM para intentar aportar un poco de orden a mis proyectos laborales.

“Aplicar pequeñas dosis de conocimiento para solucionar problemas o mejorar situaciones concretas”

Pronto escribir una serie de post para explicar cómo trabajo y os contaré más sobre este experimento.

Qué y cómo tengo que cambiar

Conocer, aplicar, consolidar y quedarme sólo con lo que me es útil de verdad. Lo que aporta valor a largo plazo. El resto a la basura.

“Soy mucho más exigente con lo dejo entrar en mi vida”

Cuando te empiezas a interesar por la productividad personal es habitual que abras la puerta de tu vida a todo tipo de recursos con la esperanza de que te ayuden a mejorarla: Actividades, herramientas, hábitos…

Lo hacemos sin filtro, sin establecer criterios ni estándares de calidad, sin preguntarnos qué necesitamos ni que queremos conseguir incorporando esa novedad.

Introduces un nuevo elemento y consigues un feedback positivo consistente en una (pequeña) mejora o un estímulo basado en “la novedad” de hacer algo diferente.

El estímulo refuerza la convicción de que la novedad, el cambio por sí mismo es bueno y pasas a buscar algo nuevo para incorporar a tu vida y la rueda sigue girando.

Es un ciclo agotador. No se cuánta energía he invertido en aplicar cambios, probar herramientas o cambiar mi rutina de trabajo … Conseguir una cierta madurez en este aspecto te hace ganar perspectiva y entre otras cosas te das cuenta de la ratonera en que te has metido.

“Descubrir que necesito, cómo encontrar una respuesta que satisfaga mi necesidad y saber que lo realmente funciona es una de las claves de mi eficacia personal”

Crear un sistema para mi productividad macro

Hace unas semanas os hablaba de mi falta de motivación para trabajar con grandes objetivos y de la alternativa de crear un sistema que me permitiera gestionar el medio largo-plazo. Mi productividad macro.

Durante años he fijado el foco en los objetivos, la visión de futuro a largo plazo y sobre todo a la preocupación por encontrar un propósito.

Me estoy decantando por una visión diferente. Crear un sistema que me permita sembrar a través de mi actividad diaria para cosechar beneficios a medio – largo plazo.

“Necesito reflexionar sobre porque focalizar en la creación de un sistema de productividad macro y sobre todo cómo hacerlo”

Como enfocarme en ganar adaptabilidad y crear un entorno que genere opcionalidad.

No sé qué vendrá en un futuro. Soy amigo de la vida tranquila y predecible pero esperar que siempre sea así es ser un ingenuo.

Escribir es una forma de estructurar mis pensamientos. Escribir bien es pensar bien. Desglosar y profundizar en cada uno de estos conceptos será mi objetivo en los próximos meses.

Espero recibir vuestro feedback y prometo ser más activo al interactuar con vosotros en la sección de comentarios.

Photo by Daniil Avilov on Unsplash

Opt In Image
Empieza Ahora!
Productividad inteligente

Artículos del blog + Newsletter con contenido exclusivo en tu mail

Recibe ebook 'Cómo definir mis objetivos. De la idea a la realidad' de regalo, para aprender a definir tus metas.

  • Angel Alvarez

    David, que dir-te, moltes gracies per compartir els teus coneixements que tant m’ajuden en el meu dia a dia.