Espacio de trabajo. El orden es igual a claridad

Mantener el orden y unas prácticas adecuadas con mi entorno y mis herramientas me ayuda a mantenerme centrado. Espacio físico, espacio virtual. El escritorio de mi oficina y el de mi ordenador, mi archivo en papel y todo lo que acaba en mi Evernote.

Cómo me relaciono con mi espacio de trabajo influye en mi rendimiento y en mi estado de animo Click Para Twittear

El post de hoy es un post de detalles, de pequeñas cosas que están allí pero a las que no prestamos atención.

El espacio y la claridad

Me encuentro en mi escritorio, donde habitualmente escribo mis post, y mientras escribo me doy cuenta de lo que está a mi alrededor:

Mi ebook, la cartera, un bote de bicarbonato … basura que invita a la distracción.

Al final de cada jornada debería limpiar mi puesto de trabajo, recoger lo que sobra, ordenar los papeles y vaciar mi bandeja de entrada, si es necesario pasar un paño. Es una medida de higiene básica, de higiene mental me refiero.

Abrir la puerta al desorden es cerrar la puerta a la claridad. Sobre todo a la claridad mental. El desorden es distracción y ruido.

Cuidar mis herramientas

Hace un par de semanas leía un comentario en la misma línea en la newsletter de David Bonilla. Si eres programador o te dedicas al mundo de la tecnología te la recomiendo. Hablaba de la necesidad de mantener un respeto por nuestras herramientas.

Bonillaware (Newsletter de David Bonilla)

Cuidar nuestro equipo de trabajo (ordenador). Mantener su exterior limpiando su teclado y pantalla regularmente. También su interior, verificando el software de uso habitual y desinstalando el resto.

¿Lo haces habitualmente? Yo si no es una cuestión de imperativa necesidad, no.  Me resulta curioso ver con que deferencia trato cierto tipo de herramientas, como mi pluma y el cuaderno que utilizo como diario. ¿No debería hacer lo mismo con mi arsenal electrónico? (smartphone y portátil).

Guardar solo lo necesario

Donde hay un poco más de armonía es a mi cuenta de Evernote. Hace tiempo encontré un sistema claro y sencillo para organizar mi información.

Evernote. Experimentando con el potencial de los tags

How I organize my Evernote de Michael Hyatt (de donde saque la idea original)

Más tarde lo rematé estableciendo unos criterios menos laxos para dejar entrar información en mi disco duro y en mi cuenta de Evernote.

Evernote. Quédate con lo útil y elimina lo innecesario

Dos decisiones que parecen de sentido común pero a las que me costó llegar. Atesorar “contenido” es cada día más fácil pero el exceso podía acabar hundiendo mi archivo digital.

No puedo decir lo mismo de mi archivo en papel. Soy uno de esos abueletes que lo guarda todo, desde las nominas del día que empecé a trabajar hasta todo tipo de documentación (seguros, contratos, etc …) no tengo criterio. Aquí todavía reina el “y si un día lo necesito”.

Me fascina este tipo de dualidad, tengo una gran seguridad en el ámbito digital y un miedo terrible a tirar algo “oficial” en formato papel!

Un nuevo espacio para mis pausas

Otro asunto son las prácticas no relacionadas con el trabajo que llevamos a cabo en el lugar de trabajo. En el trabajo como habitualmente en mi escritorio, lo que pensándolo detenidamente me parece una guarrada, de hecho lo es y no voy a entrar en detalles.

Si fuera capaz de cambiar mi dinámica de descansos, desplazándome de mi mesa para comer a media mañana o media tarde, sacaría un mayor partido a mis pausas.

La primavera ya está aquí, la temperatura es agradable y salir fuera la oficina es un buena opción.  Si no fuera posible, levantarme y desplazar-me sólo unos pasos para comerme el bocadillo junto a la cafetera ya representaría un cambio notable.

Un espacio para el ocio y otro para el trabajo

El otro gran problema lo tengo en casa. El lugar desde donde estoy escribiendo las presentes líneas es el mismo desde donde realizo mis actividades de entretenimiento. Mi estación de trabajo casera también es mi media center.

¿Cuál es el problema? Vinculo entretenimiento al mismo espacio que uso para trabajar en mis proyectos personales y para escribir. Eso genera obstáculos. No veo problema en dejar de lado lo que hago para tirarme a 10 minutos de Youtube por ejemplo, lo hago de forma casi instintiva.

Una solución factible es la de desplazarse a otra habitación con el portátil. Estar desconectado de internet y trabajando con batería me ayuda a mantenerme en lo que debo hacer. Un condicionamiento útil y fácil de llevar a la práctica.

El post son reflexiones sobre algunos aspectos que no acaban de funcionar o que podrían funcionar mejor.

Son detalles que no representarán un gran cambio a mejor pero si pueden hacer que las cosas vayan un poco más rodadas, permitiendo centrar mi atención y energía en “los grandes asuntos”.

Eliminar fricciones para disminuir la resistencia y fluir con más facilidad

Photo by Anas Alshanti on Unsplash

Opt In Image
Empieza Ahora!
Productividad inteligente

Artículos del blog + Newsletter con contenido exclusivo en tu mail

Recibe ebook 'Cómo definir mis objetivos. De la idea a la realidad' de regalo, para aprender a definir tus metas.