Acciones simples para combatir la frustración


Resilencia y frustración

Resiliencia , qué gran concepto. Por si no acabas de ubicarlo te diré que se trata de la capacidad de sobreponerse a algo que no ha ido como debería. Errar, aprender y mejorar . No es necesario que sea a causa de un fracaso o un error, tener la suficiente madurez para darse cuenta de que hay que corregir el rumbo y hacerlo sin dejarse arrastrar por emociones negativas puede considerarse otra acepción.

Uno de los factores más negativos para nuestro desarrollo – personal o profesional – es la gestión de la frustración . No sabemos convivir, ni administrarla. No quiero hacer de Punset, pero no nos han educado para ello . Me parecía interesante contar mi experiencia y las técnicas que utilizo para superar las situaciones de quiebra ‘ emocional’.

Si en un pasado la gestión de mi actividad era la principal causa de estrés, a día de hoy los condicionantes del entorno han ocupado este lugar. Interrupciones generadas por terceras personas, ralentización del flow de trabajo por problemas con las herramientas, desarrollando software suele ser frecuente encontrarse con cuellos de embudo, o paradas en el trabajo a causa de establecer diferentes configuraciones… Realmente no me provoca estrés pero me fastidia hasta el punto de hacerme perder el foco y mermar la calidad de mi trabajo.

Huyendo de soluciones new age, intento combatir el problema a través de un mayor énfasis en mantener mi foco y un uso intensivo de pequeñas pausas. A veces es suficiente una parada de 2 minutos en el mismo lugar de trabajo , controlando la respiración y dejando la mente en blanco (no es tan sencillo como parece), otras la cosa se ​​complica .

Desde el blog os doy consejos y trucos a aplica a su vida diaria, la productividad personal es un medio artesanal – posible de implementar para uno mismo – para mejorar tu vida. Pero algunas veces el salto es demasiado basto y necesitamos un apoyo. Desde hace tiempo controlo mis rutinas y mi día a día con una psicóloga . El hecho de hablar con una profesional sin ninguna implicación personal en tu vida es un plus, en cierta forma me ha ayudado a encontrar respuesta por mí mismo a este tipo de problemas .

Un buen profesional puede enriquecer el proceso de aprendizaje y mejora . Quizá no necesitas un psicólogo, pero has pensado en recurrir a un coach para mejorar en el en el ámbito profesional

Cuestión de técnica

He desarrollado técnicas para ordenar mis pensamientos y canalizar las emociones negativas para enderezar la situación sin caer en las trampas mencionadas . Hace tiempo os conté como la escritura me ayudaba a reflexionar, a madurar ideas y sacar conclusiones de mi día a día . Ser capaz de desconectar durante media hora y volcar mis pensamientos en un cuaderno con una cierta frialdad de mente me ayuda a romper la dinámica perdedora, coger aire y tomar decisiones.

Lo hago de dos formas distintas. La primera, mi revisión mensual de proyectos, donde una vez realizadas las tareas burocráticas dedicadas a administrar listas y acciones, aclaro mi horizonte desglosando la actividad del mes siguiente a través de una enumeración secuencial. Primero checkeo los objetivos a 1-2 años vista en los que trabajo y las áreas de interés donde hay algo atascado. De cada uno de los puntos surgen uno o dos proyectos de los que selecciono una siguiente acción con la intención de definir los pasos para ponerme en marcha de forma inmediata .

Quizás te resultará más sencillo crear un mapa mental para distribuir sus ideas y tener una visión más global . Yo prefiero utilizar un bloc de notas para no dispersarse me, no ir más lejos de los 3 o 4 conceptos que quiero tener bajo control .

Esto me permite evitar la procrastinitzación usando la reflexión como excusa. Solía ​​redactar una parrafada sobre el estado de mis proyectos, lo que acababa con dispersión de ideas y dificultad para escoger que hacer. Siempre salía con una tarea asignada, pero a menudo no era la correcta. La desviación provocaba la sensación de no avanzar y de stand by permanente.

La segunda forma se acerca más a la literatura. Cuando la situación es insostenible tengo que hacer una parada y a través de un vaciado volver a encarrilar la situación, aunque sólo sea para encontrar la calma necesaria que me lleve a respuestas racionales y no una reacción reactiva.

Simplemente me suelto, exponiendo la situación y planteando preguntas que posteriormente contestaré. La primera parte me ayuda a desahogarme y sacarme de encima el poso negativo generado por la situación , al menos puedo coger una cierta distancia con el problema .

El segundo paso es el de revisar y localizar los puntos conflictivos de la situación. Errores cometidos al gestionar la acción y reacciones excesivas, donde pierdo el control. No soy Bruce Banner transformándose en Hulk , nunca he sido un salvaje de color verde, sólo un salvaje a secas.

Una vez establecidos los problemas concretos, hace falta marcarse una acción para solucionarlo. Nada de cosas poco concretas, un hito, enunciando donde quiero llegar y las dos o tres acciones iniciales para conseguirlo. Así evitó distracciones y demoras innecesarias y salgo de la ‘sesión’ con algo concreto entre las manos.

Unas líneas más personales que de costumbre, pero creo que el tema valía la pena. Tu situación seguro es diferente, pero el hecho de contar con recursos , con técnicas para desenmarañar una situación complicada o hacer frente a un bloqueo resulta una parte indispensable para componer tus habilidades productivas . ¿Me haces llegar alguno en forma de comentario?

Image vía jazbeck bajo licencia Creative Commons

Contenido relacionado:



Ayúdame a difundir el contenido del blog. Clica en el icono y dame tu voto en Bitacoras votar

Del blog a tu email

(*) Selecciona el contenido que quieres recibir:
  • Todo lo publicado
  • Artículos del blog: Solo los post
  • Newsletter: Contenido exclusivo distribuido una vez al mes.
Cambia tu configuración a través del enlace Modifica tus preferencias en los mails recibidos.
  • fran

    Hola David,
    me parece muy interesante tu artículo.

    Solo quería comentarte un pequeño error: el concepto que tratas se llama resiliencia, no resilencia (te falta una i).

  • http://blog.davidtorne.com David Torné 2.0

    Gracias por la corrección Fran :-)