Se radical y cambia tus prioridades por unos días

Familia, fiestas, buenos momentos

Tenía ganas de escribir un post centrado en la Navidad y las emociones que mueve esta época. No os asustéis, como en años anteriores lo hago desde una perspectiva productiva, con la intención de dar herramientas para no caer en el estrés y la apatía. Resulta menos logístico y más centrada en cómo hacer las cosas para mejorar la calidad de los momentos generados en estos días, para hacer que valgan más la pena .

Hablemos de cómo hacer las cosas con sentido , de marcar unas prioridades diferentes aunque sólo sea por unos días. En centrarnos en lo importante de verdad…

Focalizar

¿Qué es lo realmente importante para ti? No me des una respuesta pensando en que quiere oír la gente , o siendo políticamente correcto. ¿A que dedicas la mayor parte del tiempo ? ¿Qué hay en tu mente por la mañana , antes de salir de casa?… ¿Queda más claro ?

Estoy seguro de que deriva hacia el trabajo, la búsqueda de un puesto de trabajo, o la marcha de tus proyectos personales . ¿Has pensado en tu familia y en los amigos más cercanos ? Si la respuesta es NO , no es extraño. Nos dejamos arrastrar por el día a día y de urgencia ocupa lo más inmediato . Como siempre lo realmente importante queda en un segundo lugar , a la espera de que haya tiempo.

Navidad también es un tiempo de reflexión , para frenar durante unos días y pensar detenidamente en esta área de responsabilidad demasiadas veces apartada por otros menesteres. El simple hecho de aprovechar el momento asiento al lado de nuestros parientes cercanos,  dedicando un poco de tiempo a visitar nuestros amigos de verdad para saber cómo les va, nos acerca al verdadero significado de la expresión vivir el momento.

Por unos días podemos ser capaces de dejar de lado el ruido en forma de problemas laborales, emergencias y otras interrupciones para focalizar en nuestra familia, en especial en los niños y abuelos. Dos segmentos que quedan en un plano secundario de atención, se les presta atención pero sin dejar que sean el centro . Me siguen gustando estas fiestas por este tipo de cosas.

En el blog hablo de productividad , y uno de sus efectos secundarios es el de haberme ayudado a identificar y dar nombre alguno de estos momentos importantes.

Regalos

Cuanto a la parte material de las fiestas – los regalos – me decanto por dejar de lado el detalle para las personas importantes y centrarme en ofrecer tiempo de calidad, sobre todo a mis padres . Con los años se pierde proximidad y el hecho de compartir un actividad continuada puede ser una buena manera de recuperar el tiempo perdido y dar un golpe de timón a una relación.

Que cursi que está quedando el post ¿verdad ? Si no es en estas fechas , no podré eliminar el excedente de ‘ buenismo’ que arrastro desde enero . Míralo como una forma para sacar ideas para hacer de tus fiestas algo diferentes .

Balance y propósitos

Otra de las dinámicas a detener durante los últimos días del año es la de examinar mi realidad con un filtro crítico. No es nada malo, pero sin la madurez suficiente puede terminar en una queja continua y nociva . Detente y piensa en lo que ha sido positivo este año , ¿Qué te ha salido bien? ¿En qué aspecto estás mejor que el año pasado ? ¿Qué cosas te han ayúdate a pasar ? Cual será tu ilusión para el año próximo ?

Aunque estés en una situación difícil, sin trabajo, hay algo que debe seguir funcionando: Tus hijos , la gente que te ayuda , tu actitud ante la búsqueda de un nuevo empleo … Son momentos óptimos para el recogimiento y para pensar en los siguientes pasos a dar .

Una compañera me hablaba de lo difícil que es ayudar a planificar la agenda a un año vista a un parado que sabe que perderá el subsidio . ¿Os imagináis hablándole de los niveles de perspectiva?

Planificar que harás durante los próximos meses , dejando de lado los propósitos planteados de forma poco consistente , sin concreción ni realismo . Si no lo has hecho ya, es el momento de construir tus niveles de perspectiva , fijarte objetivos y un camino para llegar. Si ya los tienes fijados quizás necesitas algo radical como la búsqueda de ayuda externa . En definitiva visualizar, planificar y tomar decisiones.

Todo esto poco a poco, digiriendo las fiestas sin agobiarse ni cargarse con la familia y clarificando tu horizonte más inmediato. Este compendio de ideas y buenas intenciones te puede servir para innovar haciendo algo diferente, cambiando tu orden de prioridades , aunque sólo sea por unos días … Sea como sea espero que te ayude a mejorar la administración de tu tiempo de calidad en estas fechas.

Feliz Navidad y prospero 2014

Imagen vía timoni bajo licencia Creative Commons