Preparar tu sesión de trabajo

Imagen vía Blumpy bajo licencia Creative Commons

Una de las claves para sacar un mayor rendimiento a nuestras sesiones de trabajo es conseguir un estado continuado de concentración. Imagina que eres capaz de fijar tu atención en un tema durante dos horas sin interrupciones y conociendo todos los detalles de la tarea a desarrollar. Si esto es posible, lo tienes todo a tu favor para obtener una plusvalía productiva considerable. Quisiera dedicar el post de hoy a repasar las condiciones necesarias para acercarnos este estado de gracia, centrándome en los preparatorios de todo lo que rodea el trabajo para evitar la interrupción y la dispersión.

Opino que las sesiones de trabajo se pueden dividir en dos tipos: Las preparatorias y las productivas. Las primeras sirven precisamente para disponer todo lo necesario para que las sesiones productivas se realicen sin ningún tipo de interrupción, como mínimo las menores posibles. Particularmente también las utilizo para intentar disfrutar durante la producción, motivándome y añadiendo algún toque personal que me permita mantenerme relajado mientras trabajo. La siguiente enumeración es un repaso de algunos de los puntos a tener en cuenta cuando trabajamos delante de nuestro ordenador.

Adecuar nuestro set de trabajo a las condiciones de la tarea a realizar. Por ejemplo, si contamos con un equipo con dos monitores, a la hora de redactar un texto, de leer o de centrarnos en una acción que requiere la focalización en una sola aplicación, apagaremos la pantalla auxiliar y trabajaremos en un monitor. Evitaremos la tentación de ocuparlo con un vídeo de YouTube o una aplicación musical. En cambio, si trabajamos interactuando con varias aplicaciones: preparando una presentación a la vez que editamos imágenes o vídeo para la misma, o requerimos de la consulta de otros documentos, trabajaremos con los dos.

Utilicemos software que potencie nuestra productividad. Por ejemplo, durante la escritura de un texto podemos recurrir a programas como Focus Writer o Omm Writer. Editores minimalistas sin detalles innecesarios que provocan  la dispersión del usuario.

Controlar las situaciones ambientales. Apagar todos los notificadores de nuestras aplicaciones, de hecho si no es necesario para el trabajo en cuestión apaguemos el sonido. El móvil mejor apagado que silenciado, y en cuanto al teléfono fijo ya la fauna que convive con nosotros pedirles un poco de respeto. Eso si con buenas maneras. Para cerrar el punto quisiera añadir un apéndice para los estudiantes: Si no cuentas con un búnker en casa donde os podáis aislar, id a estudiar a la biblioteca.

NO A LAS REDES SOCIALES. Repetid conmigo hasta la saciedad “No a las redes sociales”. Ni redes sociales, ni ningún otro servicio mata ratos. Si no tenemos una voluntad a prueba de bomba podemos recurre a plugins para nuestro navegador como StayFocusd que harán el trabajo sucio por nosotros.

Preparar la sesión de trabajo. Como comentaba al inicio del texto es crucial no tener que dedicar tiempo a buscar notas, aplicaciones o algún recurso, sobre todo si éste se encuentra en la red. Al abrir el navegador nuestra llama productiva se apaga. Por eso es vital dedicar tiempo a preparar todos los detalles. Una buena opción es abrir una lista en nuestro sistema de archivo y consulta para guardar todo lo necesario. Si trabajamos en un emplazamiento en concreto podemos disponer de una lista de control donde enumerar todas las acciones a realizar desde el lugar en cuestión, o si trabajamos en un proyecto preparar un desglosado de todas las tareas, definiendo cada uno de los pasos para no caer en la trampa  de tener que dedicar parte de nuestra fuerza de trabajo a decidir cuál es la siguiente acción.

Por último y como toque personal, podemos escoger una pieza musical que nos acompañe mientras llevamos a cabo nuestro trabajo. Nada estridente, una música que quede en segundo plano y que favorezca la concentración y la relajación. Si conseguimos entretejer todos estos factores habremos conseguido construir un entorno 10. ¿Cuáles son tus secretos para mantenerse enfocados en sus asuntos? Y para relajarte a la vez que trabajas? Estoy abierto a cualquier sugerencia en forma de comentario,  me encantaría que compartieseis la música que escucháis mientras trabajáis…