Entender la perspectiva como un proceso cambiante y complejo

Si la productividad personal es hacer, la eficacia personal es vivir. La primera está ligada a resolver asuntos y obtener resultados, la segunda en saber que se quiere conseguir y todo lo que se deriva de ello. Capacidad de resolución complementada por visión y propósito.

Entiende tus objetivos cómo algo vivo y cambiante. No cómo una imagen estática Clic para tuitear

Control y perspectiva. Mi (tu) necesidad de claridad se mueve en ambos ámbitos por igual, aunque cuando lees sobre el tema lo relacionado con el control te llama más la atención que la creación de una visión a largo plazo. Solucionar lo inmediato siempre es más goloso.

Control

Necesitas administrar tus recursos diarios. Tu energía y atención. Desarrollando las habilidades necesarias y las pautas para sacarle el máximo partido. Es imprescindible disponer de un sistema para administrar la actividad y descubrir cómo cambiar tus hábitos .

Al revisar lo que más te interesa del blog me doy cuenta que los artículos con conocimiento práctico tienen mucho éxito, seguido de aquellos que explican el porqué de ciertos problemas que todos tenemos en desarrollar nuestra actividad (como por ejemplo porqué procrastinamos).

El foco de atención se centra en cómo hacer las cosas, en organizarse y encontrar una respuesta a los problemas en forma de técnica o truco.

Está muy bien pero hay otros temas capitales que quedan en segundo plano, como alcanzar metas a medio-largo plazo o como planificarlas. Lo que llamamos perspectiva.

Los objetivos no son  estáticos

Saber marcarte objetivos y planificar la actividad significa conocer la mecánica para actuar y vivir la experiencia de equivocarte una y otra vez, dándote cuenta que lo que has dibujado sobre papel nunca se acaba cumpliendo al pie de la letra.

Sólo triunfas cuando eres capaz de comprender que los grandes proyectos y los objetivos son entidades vivas, liquidas, que varían o mutan al igual que pueden variar y mutar las condiciones de tu trabajo o de tu vida durante el mismo periodo. ¿Cuándo puede cambiar tu vida en los próximos 2 años? Pues imagínate tu objetivo en ese mismo intervalo de tiempo

Te imaginas lo que puede representar aplicar una planificación estática e intensiva a una visión a 5 años vista (los llamados planes quinquenales)…

…No se me ocurre un esfuerzo más estéril.

Hay algo más para no limitarse a crear planes de futuro sobre papel. Hay que entender cómo dibujarlos, llevarlos a cabo y vivirlos para convertir el proceso en una experiencia enriquecedora.

Es un camino no sólo una meta

No estamos muy familiarizado con el concepto camino o vía. Aquella frase tan manida de lo importante es el camino y no la meta, y en cierto modo es verdad.

Una vez completado los ciclos iniciales de trabajo en tu sistema de productividad personal, cuando ya has puesto bajo control tu actividad ordinaria y has ganado un cierto espacio, disponiendo de más tiempo y energía, te planteas algo más ambicioso. Trabajar en nuevos proyectos, fijarte objetivos.

Los objetivos son proyectos cuya actividad se prolonga más allá de un año. La duración y las buenas intenciones con las que inevitablemente partimos hacia el destino acabarán transformando en agotamiento, y quizá decepción, cuando veamos que alcanzar la meta cuesta más de lo que pensábamos.

Las condiciones cambian, las de nuestro entorno y las propias, por lo tanto es importante encontrar formas para retroalimentar el compromiso y la motivación.

Estar atento a las oportunidades que se van presentando durante el camino recorrido, los aprendizaje alcanzados en solucionar imprevistos, las personas que conocemos y las nuevas actividades que realizamos, se deben considerar algo que suma y del que pueden surgir nuevos vínculos, nuevas oportunidades .

Falta un propósito

Sin lugar a dudas alcanzarás tus metas. Será la hora de poner en marcha tus habilidades de planificación, de pulirlas a través del ensayo y error, de reflexionar en lo que sobra en tu actividad si la cosa se complica, se satura tu actividad y necesitas una mayor inversión de tiempo y energía. Todo ello es la transpiración necesaria para alcanzar una meta, pero y después qué?

Otro objetivo y después otro, y otro? No hay nada que decir. Cada objetivo mejora tu vida, en los ámbitos personal y/o profesional, pero siguen una dirección?

Cierro este post volviendo otra vez al punto de que una y otra vez me ha ocupado en los últimos meses. Para terminar de comprender que quieres y quién eres necesitas descubrir tu propósito.

Saber porque trabajas cada día. Dar una dirección a tu esfuerzo para que toda esa energía invertida en remar no se disperse en un estéril zig zag de retos conseguidos sin relación entre ellos.

Opt In Image
Empieza Ahora!
Productividad inteligente

Artículos del blog + Newsletter con contenido exclusivo en tu mail

Recibe ebook 'Cómo definir mis objetivos. De la idea a la realidad' de regalo, para aprender a definir tus metas.