A menudo, cuando miramos atrás, tenemos una sensación de pérdida. Todo lo que hemos vivido parece quedar en segundo plano ante el hecho de que el tiempo pasado no volverá. Qué sensación de vacío. Algo así me pasó a redactar el anterior post.

Preguntarse qué le dirías a tu yo hace 10 años me parece un ejercicio útil para mirar atrás y reflexionar. Para poner en valor todo lo aprendido gracias a este proyecto.

No se avanza en línea recta

La línea más corta entre dos puntos no suele ser la línea recta. Cuando te fijas un objetivo la planificación inicial no lo tiene en cuenta todo. Siempre quedan escondidos los imprevistos y sorpresas varias. Entenderlo, aceptarlo y saberte adaptar es clave para evitar la frustración y mantener tu flow.

El tiempo libre es determinante

El tiempo libre es determinante. El tiempo que dedico a no trabajar me ayuda a construirme. Vivirlo de una forma activa, buscando lo que no tengo en mi parte profesional – o de proyectos propios – me complementa y me permite descargar tensiones acumuladas. Socializar, vivir al aire libre, actividades que me permitan expresarme me recargan.

Planificar no es actuar

Planificar es un mal extraño. Genera la ilusión que estamos ocupándonos en hacer algo que en realidad no estamos haciendo. Planificar no nos acerca a los resultados aunque genere una sensación de control.

Aprende a crear planificaciones ligeras que te permitan pasar a la acción lo antes posible y afrontar los imprevistos.

Mejor un sistema que un objetivo

Mejor sistemas que objetivos. Fijarse objetivos está bien para metas muy bien definidas y excepcionales, para el resto son contraproducentes. Trabajar de forma continuada con objetivos agota y favorece el abandono de nuestros propósitos. Un sistema permite integrar en nuestra rutina diaria la forma de hacer lo que queremos a través de pequeñas modificaciones.

Crear hábitos es una habilidad clave

Crear hábitos es una habilidad clave. Modificar rutinas y pautas de comportamiento se ha convertido en una necesidad. Saber dar un giro a nuestra forma de hacer, crear nuevos hábitos y eliminar los nocivos es una habilidad.

Mejor quitar que agregar

Si quieres mejorar algo busca que puedes eliminar antes de añadir algo nuevo. Eliminar ayuda a simplificar, añadir aumenta la complejidad. Puedes renunciar a una actividad, un software, un compromiso para dedicar tu atención a otros aspectos para reforzarlos?

Ve a todas las fiestas

Ve a todas las fiestas y eventos a los que te inviten. Conocer gente, vivir situaciones, crear complicidades imposibles de crear de forma asíncrona. El simple hecho de vivirlo ya está bien en sí mismo pero nunca sabes qué oportunidad se presentará o que puedes llegar a hacer tejiendo esas complicidades.

Trabaja en tu negocio

Hay algo que se llama tu negocio. Aunque trabajes par cuenta ajena tienes tus prioridades y tus intereses. Demasiadas veces terminan enterrados por los de tu jefe o por los de un cargo intermedio. Entenderlo es el punto de salida para preocuparte por tu futuro a largo plazo.

Crear un relato

Al vivir creamos un relato. Con lo que hacemos creamos una historia, obtenemos un bagaje. Al explicarlo, al resto de personas y a nosotros mismos, creamos un relato. Y este relato es tanto o más importante que lo que hacemos. Con el relato nos convertimos en ganador o perdedor, generamos sentimientos positivos o negativos. Orgullo, felicidad, tristeza o frustración… El relato mismo nos condiciona, nos puede limitar o ayudarnos a dar un salto cualitativo.

Los puntos de inflexión

El cambio real depende de los puntos de inflexión. Llega un momento que tienes que hacer un acto de fe, un paso al vacío. Si no lo haces interrumpe tu progresión. Si lo haces entras en un terreno desconocido abandonando lo que tienes y lo que eres para conseguir algo mejor.

Aprendo experimentando y equivocándome, dándome cabezazos en la pared, aceptando mis limitaciones e intentando suavizar a través de pequeños cambios hasta corregirlas.

Ha sido una cuestión que todo lo que aprendía dejaba poso, se conectara y articulara en algo útil aunque no sea el resultado esperado y ni mucho menos un resultado perfecto.

Photo by Randy Fath on Unsplash

Opt In Image
Mi lista privada
Del blog a tu bandeja de entrada

 

Artículos del blog + Newsletter con contenido exclusivo en tu mail

Recibe ebook 'Cómo definir mis objetivos. De la idea a la realidad' de regalo, para aprender a definir tus metas.

 

¿Me invitas a un café?

Buy Me A Coffee

Escribo sobre productividad, hábitos y habilidades porque me gusta y como vehículo para aportar algo a los demás. Si te gusta lo que escribo y te lo puedes permitir invitarme a un café. Te estaré agradecido y me animarás continuar.