Evernote. Creando un entorno ágil y productivo

Queramos o no todos trabajamos con un archivo donde guardamos de forma estructurada la información que creemos que vamos a utilizar en un futuro. Del mismo modo que vivimos en un plano físico y otro digital desarrollamos formas de almacenar en ambas áreas, sin embargo a diferencia de la dimensión física donde el archivo está limitado por restricciones de tamaño físico, en el aspecto digital podemos acumular sin límites de coste o espacio.

A lo largo de los años iremos acumulando gran cantidad de archivos, notas, enlaces… información cada vez más numerosa y difícil de articular. Este artículo pretende prevenir a cualquiera de una acumulación sin un control, dando criterios para crear convertir todo lo acumulado en información útil a través de su transformación y clasificación.

Evernote. Creando un entorno ágil y productivo >>

Meditar, atención, productividad

Este post es una ampliación del artículo publicado en su día en mi blog de la revista Men’s Health e intento ir un poco más allá contestando a la pregunta de ¿Cómo puede la meditación ayudar a nuestra productividad personal?

Hablo de la técnica y de lo que aporta intentando ajustarlo a un estilo pragmático alejado de estereotipos. De todas formas os advierto que algunas de las ideas expuestas solo pueden comprenderse a través de la práctica.

Meditar, atención, productividad >>

Reflexiones sobre nuestra cultura productiva

El pasado día 13 de junio asistí al evento café y productividad, una reunión informal entre expertos en productividad personal organizada por Jeroen Sangers (consultor y autor del canasto) y Daniel Aguayo (autor de Dutudú). La discusión vertebrada a través de la presentación de Jordi Sánchez sobre blogging y productividad nos dio la oportunidad de intercambiar impresiones, compartir experiencias y realizar reflexiones que creo que pueden ser de interés para todos los lectores del blog.

Un aviso antes de empezar. En el post se hacen varias referencias a cuestiones y situaciones vividas en primera persona por los presentes, he decidido hacer referencia a ellas de manera impersonal, sin citar al autor, para mantener la privacidad y no despertar susceptibilidades.

Reflexiones sobre nuestra cultura productiva >>

GTD. De la sencillez a la sofisticación

Lo expuesto en las siguientes líneas es un punto de vista muy personal sobre Getting Things Done. Desde que inicie su implementación he pasado de tener una forma de organizarme a madurar como usuario del sistema. Veo dicho proceso como un camino a recorrer donde no cuenta únicamente la experiencia – que también – sino un factor de desarrollo impulsado por el sentido crítico del usuario o en otras palabras, por su capacidad para reflexionar sobre como el método influye en su actividad y como puede sacarle mayor partido.

Dicho proceso  se caracteriza por un mecanismo natural en el que a medida que se van asimilando conceptos vamos focalizando y trabajando distintos aspectos. Pese a ser una visión sesgada por mi experiencia personal creo que puede esbozar la experiencia vivida por muchos de vosotros.

GTD. De la sencillez a la sofisticación >>

GTD. Obtener una mente como el agua

Una mente tranquila es una mente preparada para dar el máximo, capaz de mantenerse enfocada en la siguiente tarea a realizar. David Allen, creador del método GTD, utiliza la expresión la mente como el agua para describir este estado. Externalizamos todo pensamiento relacionado con nuestra actividad en el sistema de listas, liberando espacio para resolver las cuestiones que nos importan.

¿Pero cómo? ¿Qué pasos debemos llevar a cabo para que GTD no acabe convirtiéndose sólo en un conjunto de listas para administrar responsabilidades y se consolide como una vía para alejar el estrés?

GTD. Obtener una mente como el agua >>

12+1 errores a evitar para mejorar tu productividad

La forma más sencilla de erosionar la productividad personal son las pequeñas distracciones, futilidades o aspectos básicos que damos como ya entendidos o asimilados. Muchas veces nos relajamos y dejamos la puerta abierta a la entrada de malas costumbres que acabarán provocando problemas. Las siguientes líneas son detalles a tener en cuenta para mantenernos en guardia sin perder el flow y la magia en el momento de pasar a la acción.

12+1 errores a evitar para mejorar tu productividad >>