Tener objetivos o tener un sistema. ¿Qué es lo mejor?

¿Tener objetivos para alcanzar metas y cambios para mejorar tu estado actual o trabajar bajo un sistema para generar oportunidades?

Los objetivos han sido algo importante para mí y así lo he mostrado en el blog. Son el vehículo para alcanzar grandes resultados a medio plazo y componer tu visión de futuro.

Siempre que hablo de sistema lo he restringido a la administración de la actividad diaria. Al control de mis asuntos. Creo firmemente que el concepto se puede trasladar a la gestión de mis ambiciones.

Pero que es mejor, trabajar por objetivos o crear un sistema?

Continue reading

5 principios básicos de la eficacia personal

No te voy a engañar. Aplicar GTD al 100% es complejo. Necesitamos tiempo para asentar los nuevos hábitos que impone el sistema.

Nos impone una nueva forma de trabajar. Nos cambia en muchos aspectos y a veces hasta nos desborda.

¿Necesitas dar un giro tan profundo?

En “Organízate con eficacia” el mismo David Allen nos dice que aunque no consigamos implementar el sistema al 100%, aunque sólo nos quedemos con una o dos ideas, mejoraremos nuestra productividad.

Detrás #GTD se esconden una serie de principios básicos para la productividad personal Clic para tuitear

Te diré que sin esfuerzo no hay premio, lo de “no pain no gain”. Hace falta una inversión mínima de energía y compromiso para conseguir algo tangible. Invierte este capital inicial en entender y aplicar a tu propio sistema los principios básicos.

Continue reading

¿Puede SCRUM mejorar mi eficacia personal?

Hay libros que te roban el corazón. El último fue SCRUM de Jeff Sutherland. Una metodología de trabajo pensada para equipos de desarrollo de software que puede ser aplicada en la gestión de cualquier tipo de equipo.

Aplicar algunos de los principios de SCRUM dará un vuelco a tu forma de ver y hacer las cosas Clic para tuitear

No haré un resumen del libro ni uno comentario. Escribo sobre algunos conceptos que han cambiado mi forma de ver las cosas.

¿Como SCRUM puede cambiar mi eficacia personal? Continue reading

3 habilidades clave para sumar en tu equipo

Me convertí en un problema para mi empresa, para mi equipo (mis amigos) y no me di cuenta. A menudo el protagonista no se da cuenta cómo afecta su estado y sus reacciones a los demás.

Lidiar con ciertas situaciones que implicaban tensión no se me daba bien. Iba pasando el tiempo y no me daba cuenta del problema, el estrés se iba acumulando y convirtiéndose en angustia.

Puedes convertirte en un factor de cambio en tu equipo. Alguien que suma en lugar de restar Clic para tuitear

Mi reactividad e incapacidad para ganar perspectiva me convirtieron en alguien permanentemente preocupado, tensionado y desagradable.

Contaminaba un buen ambiente de trabajo y las personas que tenía a mi alrededor procuraban no tratar conmigo en momentos críticos para no hacerme saltar. Les daba miedo.

Era un nodo prácticamente desconectado de la red que en conjunto restaba  más que sumaba.

He dado un giro a mi autogestión ( diría que incluso en mi forma de ser) y me han venido ganas de escribir sobre cómo un individuo puede influir de forma positiva en su grupo, a su equipo. Continue reading

Microcambio. Ser un 1% mejor cada semana

La mejora de la eficacia personal se basa en una multitud de pequeños pasos hacia un gran hito. Mejorar el detalle, eliminar las fricciones, pulir las aristas en la forma de actuar son pequeños pasos. Hacerlo de forma continuada es crear un proceso de crecimiento.

Llevo años repitiéndome este párrafo como si de un mantra se tratara.

El nombre de micromejora o de cambio del 1% es sólo un bonito nombre para ilustrar el propósito de la técnica. Aportar sensación de control y confianza para realizar giros sustanciales en nuestra vida.

Te comento él porque me parece un buen camino pero sobre todo el cómo.

Continue reading

GTD. Cómo conseguir hacer eso que tanto me cuesta

 

Cuando empezamos a utilizar GTD, a veces cuando ya unos “entendidos”, pasamos por alto alguno de los conceptos básicos. Soy un gran defensor de buscar facilitadores para ayudarnos a implementar el sistema correctamente, de crear nuestros propios métodos. Seguro que vosotros tenéis vuestros, me desea hacer llegar con un comentario?

Te resulta difícil trabajar con las pautas marcadas por Getting Things Done (GTD) porque suponen un cambio importante en cómo haces las cosas.

No anotas cada pensamiento que te viene a la cabeza de forma compulsiva, no paras tu actividad cada día a la misma hora/s para vaciar las bandejas de entrada ni mucho menos dedicas dos horas a hacer una revisión semanal para ordenar asuntos.

Cada cambio es una resistencia a batir. Muchos eligen GTD por su simplicidad y la acaban abandonando por la dificultad de seguirlo al pie de la letra o por los pobres resultados cuando al aplicarlo saltándose preceptos importantes para convertirlo en algo más cómodo.

Te propongo una serie de prácticas para facilitar su asimilación de forma natural y sencilla. Continue reading